Balance personal: Activos, pasivos y patrimonio

Balance personal: Activos, pasivos y patrimonio

El balance personal refleja la situación financiera de una persona, mediante un documento que contiene, tanto los activos como los pasivos y patrimonio. Este instrumento de medición permite y brinda la estabilidad, solidez y claridad de tus finanzas personales.

Cada persona es dueña de cómo manejar sus finanzas personales, y es por esa razón de que existen tanto los ricos como los pobres, no siempre se tiene la capacidad de entender la metodología que nos permita lograr la efectividad en nuestras finanzas, toda persona cuenta con ingresos y gastos, lo que generalmente hace el balance personal, es dar un equilibrio entre ellos.

Balance personal desequilibrado: se tiene cuando el nivel de deudas es elevado y esto lo mantendrá trabajando todo el tiempo, ya que no posees un método o una estrategia para que tus deudas puedan pagarse solas, el riesgo financiero es mayor, es una situación que si no se controla te llevara a la bancarrota o no salir de ella si ya estas sumergido.

Balance personal equilibrado: es cuando se mantiene a raya las deudas malas, ya que se amortiza anticipadamente.

Disponer de un balance personal, le ayudara a analizar la situación patrimonial, la capacidad de endeudamiento, y realizar un análisis comparativo de estos, con el fin de planificar las finanzas y ejecutar las decisiones correctas, el balance personal se detalla a través de tres factores:

Los activos: se consideran todos aquellos bienes que son de tu propiedad, junto a su valor real, especificando cada uno de estos, tanto los corrientes fijos como los circulantes no corrientes.

-Los activos fijos corriente: se caracterizan por sel algo complejos de convertir en dinero, como por ejemplo, los electrodomésticos, las obras de arte, mobiliario, vehículos, bienes muebles, depósitos a plazo fijo, joyas y planes de pensiones.

-Los activos circulantes no corriente: se caracterizan por convertirse con facilidad en efectivo.

Pasivos: Son aquellos que por lo general generan gastos, sacando dinero de nuestro bolsillo, como por ejemplo:

Las deudas a corto plazo: aquellas como las tarjetas de crédito.

Las deudas a largo plazo: son aquellas como las hipotecas o pago de automóvil.

Patrimonio financiero: Es el total de activos con los que disponemos y le restamos los pasivos.

Disponer de un balance personal, nos permitirá saber si nuestro patrimonio es positivo o si debemos mas de lo que tenemos, este instrumento nos dará una idea de que estamos haciendo mal, se aconseja realizar estos balances periódicamente para cuidar nuestras finanzas personales, tomar las mejores decisiones financieras nos proporcionara unas finanzas solventes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + once =